Volver al blog

Sostenibilidad empresarial: ¿por qué es importante?

Tiempo de lectura: 5 minutos

Artículo sobre sostenibilidad empresarial:
La sostenibilidad empresarial resulta fundamental para preservar el medioambiente y les ofrece una solución que aumenta los beneficios a largo plazo.

ÍNDICE

1. Sostenibilidad empresarial.

2. Vectores clave.

2.1. Sociedad.

2.2. Economía.

2.3. Medioambiente.

3. Cómo implementarla.

4. Software para garantizar la sostenibilidad

La sostenibilidad en las empresas se está convirtiendo, poco a poco, en una interesante forma de enfocar la estrategia empresarial. Vincular el éxito económico del negocio con el bienestar de los empleados y la protección del planeta no solo resulta efectivo, sino también crucial para lograr un aumento de la facturación. En este artículo vamos a hablar sobre su implantación y también mostraremos sus principales ventajas.


1. Sostenibilidad empresarial

Crear valor es algo muy importante en cualquier comunidad, y por ello resulta tan positiva la implantación de la sostenibilidad en las empresas. En líneas generales esta práctica consiste en implementar un nuevo modelo social y de negocio para fomentar una política más sostenible con el medioambiente, pero también con los trabajadores, las personas que indirectamente tienen trato con la empresa, etc.

2. Vectores clave

Para que una empresa logre la sostenibilidad empresarial resulta fundamental abarcar tres aspectos diferentes. Todos ellos son de gran importancia y deben estar interconectados para lograr el objetivo:

2.1. Sociedad

Es crucial que las empresas sostenibles se preocupen por el impacto que produce en su área de influencia. Una empresa sostenible debe velar por sus trabajadores, pero también tiene que respetar los derechos humanos y ayudar al desarrollo de la región. Para ello, resulta muy importante fomentar la igualdad de oportunidades y apoyar iniciativas sociales, causas benéficas o asociaciones sin ánimo de lucro.

2.2. Economía

Algo fundamental para lograr que el plan tenga un largo recorrido es obtener con él un valor económico a largo plazo. Para ello, es necesario que el negocio sea capaz de generar beneficios de una forma ética. Es decir, se deben evitar las prácticas que resulten perjudiciales para cualquiera de los actores implicados.

Por ejemplo, si se comercializan bolsas de regalo, es posible optar por alternativas de papel que sean biodegradables, pero sin que los costes asociados puedan perjudicar a la empresa. Otra forma consiste en ahorrar recursos gracias a fuentes de energía alternativa o a procesos más eficientes. Así, empleando energía eléctrica o programas que automatizan las tareas diarias, como HolaERPse puede lograr una mayor rentabilidad.

2.3. Medioambiente

La protección del planeta es un pilar central de cualquier estrategia para las empresas sostenibles. Por tanto, una de las primeras tareas que se deben plantear consiste en reducir al mínimo la huella de carbono. Para lograrlo, cada negocio debe ser capaz de definir cuáles son sus objetivos y los pasos necesarios para lograrlos.

No obstante, buscar medios de transporte menos contaminantes, disminuir el consumo de recursos fósiles o materias primas no renovables y comenzar con una política de reciclaje son prácticas muy recomendables por las que empezar.

3. Cómo implementarla

Hay muchas formas de introducir de forma paulatina un modelo de negocio más sostenible. Vamos a mostrar las que resultan cruciales para lograr el éxito:

  • Una dirección comprometida. A la hora de fomentar valores sostenibles, algo muy importante es que todos los miembros ejecutivos remen en una misma dirección. Así resulta mucho más sencillo mostrar a los empleados unas metas definidas y aportar todos los recursos necesarios para lograrlas.
  • Evaluación del negocio. Para establecer cualquier estrategia sostenible, uno de los primeros trabajos que deben realizarse es analizar con el máximo detalle cuál es el impacto ambiental real. También es conveniente valorar el impacto social para lograr una mejora en este ámbito. Esto permite a los empresarios identificar todos los puntos en los que debe hacerse hincapié y buscar las alternativas más beneficiosas. Además, gracias a esto los objetivos que se fijen también serán más realistas.
  • Integrar la sostenibilidad. La estrategia necesaria para convertir la protección al medioambiente y a los trabajadores en una pieza indispensable de un negocio es algo sobre lo que se debe reflexionar. Es importante que se respete en todo momento la visión de futuro de la empresa, así como sus valores, para que las decisiones se tomen de forma acertada.
  • Lograr la implicación de los trabajadores. La mano de obra de cualquier empresa es la que más impacto tiene sobre cualquier medida que pueda tomarse. Por ello, conseguir que los empleados se encuentren motivados y comprometidos resulta tan importante. Sensibilizar al personal sobre la sostenibilidad y lograr que participen en los objetivos fijados es fundamental para alcanzar el éxito.

4. Software para garantizar la sostenibilidad

Cuando cualquier empresa quiere establecer una estrategia de este tipo, contar con las herramientas adecuadas es vital. Y es que es crucial gestionar correctamente todos los procesos del negocio para alcanzar la máxima eficiencia. En eso HolaERP es ideal. Nuestro software es capaz de recopilar una gran cantidad de información sobre todas las áreas del negocio para facilitar su análisis posterior.

De hecho, su integración con cada empresa es total. No solamente es posible controlar las ventas y todo el proceso relacionado con ellas, sino también el almacenaje de productos o las facturas de los proveedores. Esto hace que el control sea mucho más eficaz y, por tanto, la aplicación de las políticas de sostenibilidad resulte mucho más adecuada.

Además, permite la automatización de las tareas cotidianas para reducir las necesidades de personal. Gracias a sus capacidades de gestión, facilita en gran medida la toma de decisiones. Así, cada medida que se aplique en la empresa tendrá una justificación clara y un objetivo establecido de antemano. Esto es algo que es muy útil cuando se tiene que pivotar hacia una estrategia totalmente opuesta a la que se venía desarrollando hasta ese momento.

Como hemos mostrado, la sostenibilidad en las empresas es una práctica que ofrece muchos desafíos, pero también es apasionante y permite que haya un crecimiento más amigable con el medioambiente. Esto es algo cada vez más valorado por los clientes y que, además, supone toda una ventaja competitiva frente a la competencia. Eso sí, solo mediante un compromiso absoluto de todos los empleados y gracias a una estrategia clara y directa es posible lograr el objetivo fijado.