Volver al blog

¿Qué es el ratio de endeudamiento y cómo calcularlo?

Tiempo de lectura: 6 minutos

El ratio de endeudamiento es uno de los índices más relevantes para estimar el apalancamiento de una empresa.


En gestión financiera e inversión, saber si una empresa mantiene el equilibrio entre su deuda y sus activos resulta de gran importancia. Así, conocer su nivel de endeudamiento permite prever posibles apuros en el futuro. En este artículo, analizamos a fondo este indicador tan destacado a nivel interno y económico.

ÍNDICE

  1. Ratio de endeudamiento
  2. ¿Cómo calcular el ratio de endeudamiento?
  3. Interpretación del ratio de endeudamiento
  • 3.1. Ratio de endeudamiento alto
  • 3.2. Ratio de endeudamiento bajo
  1. ¿Qué nivel de endeudamiento se considera aceptable?
  2. Ratio de endeudamiento y ratio de liquidez

1. Ratio de endeudamiento

El ratio de endeudamiento es el porcentaje de la deuda total de una empresa sobre sus activos totales. Se trata de una medida del apalancamiento financiero de la organización. Un ratio alto, en concreto, significa que la empresa opera de manera más apalancada, por lo que es más probable que no pueda pagar sus deudas. Si la relación está por encima de 1, muestra que la empresa tiene más deudas que activos y un mayor riesgo de incumplimiento.


El uso de esta variable está destinado a evaluar el riesgo del nivel de endeudamiento de una empresa y comparar los niveles de diferentes negocios. También se usa en modelos financieros para calcular el coste de capital promedio ponderado, que se utiliza para estimar el coste de capital de una compañía.

2. ¿Cómo calcular el ratio de endeudamiento?

Para calcular el ratio de endeudamiento, los pasivos totales se dividen entre los activos totales. Al hacerlo, se obtiene el porcentaje de los activos de una empresa que se financian con deuda. Un mayor ratio de endeudamiento significa que una empresa está más apalancada y, por lo tanto, más expuesta.

Ratio de endeudamiento = Deuda total / Activos totales

3. Interpretación del ratio de endeudamiento

Uno de los propósitos principales de calcular el ratio de endeudamiento de una empresa es ofrecer a los inversores una idea de su situación financiera. Una relación demasiado alta puede indicar un problema inminente. Como mínimo, una iniciativa con una gran cantidad de deuda puede tener dificultades para pagar o mantener los pagos de dividendos para los inversores.

Las empresas apalancadas se consideran una inversión más arriesgada porque están obligadas, legalmente, a pagar intereses sobre las deudas, independientemente de sus resultados operativos. Incluso si una empresa incurre en pérdidas operativas, aún deberá cumplir con las obligaciones de interés fijo. En cambio, el pago de dividendos a los accionistas no es obligatorio, se hace solo por decisión del directorio de la compañía.

Del mismo modo, un ratio de deuda demasiado bajo podría significar que la empresa en cuestión está invirtiendo poco en activos y atrofiando su propio crecimiento, lo que podría significar que las acciones de capital tardarán en apreciar su valor, si es que lo hacen.

3.1. Ratio de endeudamiento alto

Un alto ratio de endeudamiento indica que una compañía está utilizando una gran cantidad de deuda para financiar sus operaciones. Esto puede ser un signo de dificultades financieras, ya que aumenta la vulnerabilidad de la empresa a las recesiones en la economía o a los cambios en las tasas de interés. Un alto ratio de endeudamiento también puede dificultar que una empresa pida dinero prestado.

3.2. Ratio de endeudamiento bajo

Si este índice es bajo, significa que la empresa tiene una pequeña cantidad de deuda en comparación con su capital. Por lo tanto, indica que la iniciativa goza de buena salud y tiene un balance sólido. También puede implicar que la empresa tiene más capital, lo que le da más dinero para invertir en su negocio. Se trata de una buena señal para los inversores, puesto que refleja que la empresa es estable y tiene posibilidades de crecer en el futuro.

4. ¿Qué nivel de endeudamiento se considera aceptable?

Los ratios de endeudamiento varían ampliamente según el sector del negocio en cuestión. Por ejemplo, las compañías del sector energético, por lo general, se endeudan más que las del sector de TI. Debido a esto, el nivel de endeudamiento que se considera aceptable puede variar según el contexto vertical. Para obtener una imagen más completa, los inversores también observan otras métricas, como el retorno de la inversión (ROI) y las ganancias por acción (GPA) para determinar el valor de una inversión.

5. Ratio de endeudamiento y ratio de liquidez

Aunque en ocasiones se confunden estos dos indicadores, cada ratio refleja una realidad diferente. Mientras que el de endeudamiento refleja el volumen de financiación externa en el que ha incurrido una empresa, el ratio de liquidez ofrece información sobre la capacidad de afrontar de sus obligaciones financieras a corto plazo.

Para un inversor, son partes de un todo que le permiten estimar cómo de fiable es una organización o qué problemas puede tener a corto, medio y largo plazo. Por ello, al margen de comprobar la liquidez, querrá conocer sus ratios de endeudamiento (no solo el que nos ocupa).

Los más destacados son:

  • Ratio de garantía. Este indicador nos ofrece una medida del volumen total de las deudas del pasivo en relación con el total del activo. Determina, en combinación con otros índices, la credibilidad financiera de la empresa frente a otras entidades. Si se encuentra entre 1,5 y 3, se considera un valor aceptable.
  • Ratio de firmeza o consistencia. Este ratio presenta la relación entre el activo y el pasivo no corriente. Ayuda a determinar el nivel de seguridad con respecto a los acreedores. En este caso, un valor cercano a 2 es adecuado.
  • Ratio de estabilidad. Esta métrica nos indica, porcentualmente, qué volumen del activo no corriente se financia con el patrimonio neto. Dependiendo del sector, se puede considerar un valor u otro como óptimo.

En resumen, el ratio de endeudamiento es una medida del apalancamiento financiero de una empresa que conviene tener muy en cuenta. Se calcula dividiendo su deuda total por sus activos totales. En general, un valor alto indica un mayor riesgo para la empresa, ya que depende más de la deuda para financiar sus operaciones.